title pic Aniversario del 24/07/13. ‘El último viaje del Alvia 04155′

En este primer aniversario de la tragedia ferroviaria de Santiago, rescato mi columna de hace un año, en recuerdo y homenaje.

Gracias a Dios. No puedo comenzar este artículo de otra manera. Llevo los últimos doce meses cogiendo este tren casi todas las semanas. Dos veces por semana. Allí he leído algo, he escrito mucho, he contemplado horas y horas de paisaje y he hecho algunos amigos. Más de uno me ha sorprendido enviando mensajes de Twitter en esos larguísimos trayectos y me ha encontrado en algún vagón del tren, y al final descubres que entre la vida y la Red no hay nada. Los trenes siguen teniendo esa extraña familiaridad, que acabas conociendo las caras de gente a la que no conoces, y terminas saludándolos cada viernes a la ida y cada domingo a la vuelta.

Doy gracias a Dios –decía- porque estoy pasando unos días en La Coruña y tenía una cita en Madrid este lunes de obligada asistencia. Así que pensé que era buena idea viajar el lunes en tren a la capital y volver hoy en el Alvia de la hora de comer. Pero por cosas que sólo Dios sabe, decidí hacer una excepción esta semana, creo que por primera vez en todo el año: ir y volver en coche. Al fin y al cabo, era un viaje relámpago y me gusta conducir. Paso del tren. Y pasé del tren. De este tren. Del Alvia 04155.

Son dos las máquinas que me han transportado decenas de veces este año entre Galicia y Madrid. El Alvia 04175 y el Alvia 04155. No sé por qué los guardo. Pero tengo en las manos el billete del pasado jueves 13 de junio, el último día que me tocó el mismo Alvia que hoy ha descarrilado dejando –a esta hora- más de 40 muertos y decenas de heridos. En estos momentos me resulta imposible saber si alguno de esos amigos anónimos con los que comentaba las aventuras de cada semana se ha dejado la vida en la curva de A Grandeira. Me gustaría pensar que no. Pero posiblemente sí. Por ellos y por los demás lanzo una oración y os la pido a vosotros también. Por ella, que estaba siempre, hablando con su novio de Santiago. Por el empresario con familia en La Coruña y trabajo en Madrid en una conocida consultora, que se acababa de pasar al tren, harto de los aviones. Y por una abuela encantadora a la que esos ángeles vestidos de naranja llevaban hasta su sitio en el tren, en la estación de Chamartín, cada mes un par de veces. Y así, otros tantos rostros que se me amontan. Y que no quiero pensar, ni saber…

Es inevitable que me vengan a la cabeza los recuerdos de los últimos meses. Cuando cada vez más pasajeros habituales de avión, se pasaron a este Alvia, que estaba logrando dejar Madrid a una distancia horaria razonablemente asumible, sobre todo si consideramos el elevado coste del avión. Paso muchas horas en la cafetería para amenizar cada viaje. Es inevitable allí escuchar las conversaciones entre los camareros. De un tiempo a esta parte se habían incrementado las críticas del personal de Renfe y de los propios pasajeros por los fallos típicos de un tren gigante que desde la pasada primavera va siempre lleno hasta la bandera. En este, el de las tres, era prácticamente imposible conseguir cambiarse de asiento, porque casi nunca había sitios libres. Por eso algunos aplaudimos con entusiasmo la decisión de poner otro tren más, a las ocho y media de la mañana, cubriendo esa misma línea. Lo cogí un par de veces en junio. Era el Alvia 04084. Supongo que se trata de una mera cuestión estadística. Si viajas todas las semanas, ves más incidencias. Pero es inevitable –insisto- que me venga ahora a la cabeza que el primer viaje en este Alvia lo hice en torno al mes de noviembre, y la mitad del trayecto fuimos a oscuras y sin aire acondicionado por un problema eléctrico. Igual que tampoco puedo pasar por alto el comentario de una camarera morena, muy agradable, de unos 40 años. Fue en uno de los últimos viajes, hace un par de semanas. Llevábamos, a mitad de camino, un retraso de 40 minutos. Un pasajero se acercó al bar para preguntarle por la hora prevista de llegada a La Coruña, teniendo en cuenta el retraso. Ésta respondió que una vez en Galicia, sobre la vía del AVE, el Alvia “suele acelerar y casi siempre comerle algo de tiempo al retraso”. Recuerdos que me hielan la sangre al escuchar ahora los testimonios de los viajeros, que tenían la sensación esta noche de que entraban en la curva a demasiada velocidad.

Es inevitable también preguntarse si es buena idea –entiéndaseme- que Renfe me devuelva parte del importe del billete cuando hay retraso. Yo mismo he reclamado varias veces este año.

Un accidente es un accidente y no tengo la menor intención de exigir hoy responsabilidades. En todo este tiempo el comportamiento de los trabajadores de Renfe ha sido ejemplar y el trato exquisito, incluso en las peores condiciones. No es día de juzgar, ni tampoco mi trabajo. La investigación dará las claves de lo ocurrido, tan pronto como aparezca el ‘teloc’, la caja negra que registra las velocidades del tren.

Es día de enviar un gran abrazo a todas las familias, a todas las víctimas de esta tragedia, y de intentar conciliar el sueño, tratando de olvidar la curva de A Grandeira, una de las pocas del trayecto que resulta imposible pasar por alto, cuando ves en la ventana esa gran serpiente blanca retorciéndose, y el chirrido, si te coge en la plataforma entre vagones, resulta realmente ensordecedor.

Me van ustedes a disculpar, pero me cuesta escribir como de costumbre. Termino como empecé. Con un gracias a Dios. Y pidiendo oraciones por todos los fallecidos y sus familias, en la fiesta del Apóstol Santiago más triste de la historia de Galicia. Él los cuidará.

Itxu Diaz, 25 de julio de 2013.

title pic Itxu Díaz y Navarro pondrán una sonrisa a las vacaciones con ‘Usos y costumbres del verano’

De lunes a viernes en La Región y en Laregion.es, una hilarante página diaria sobre las grandes y pequeñas cosas del verano.

Desde este martes 1 de julio, el periodista y escritor satírico Itxu Díaz sacará la cara más divertida a la época estival, con ‘Usos y costumbres del verano’, una serie de ensayos sobre las pequeñas y grandes cosas que nos ocupan la vida durante estos meses. La serie, que aspira a convertirse en una de las referencias del humor literario del verano, se publicará de lunes a viernes durante julio y agosto, en La Región y laregion.es.

Ilustrada por el pintor Íñigo Navarro, se presenta como una guía del veraneante, dedicando a diario toda una página a un capítulo diferente. La sombrilla, la técnica del chapuzón, el día de lluvia, la pirotecnia, la familia lejana, o los interminables atascos, son algunos de los temas que el autor abordará, con su reconocido ingenio y sentido del humor, en compañía de su inseparable ilustrador Navarro, que ofrecerá las pinturas más veraniegas de la temporada, trazadas en exclusiva para la ocasión.

La Región recupera de esta forma una de las tradiciones históricas del periodismo estival, sumando al carácter serial de la saga, la particularidad del sello satírico de estas columnas, que sin duda resultarán el solaz diario ineludible para numerosos lectores.

Itxu Díaz es periodista, escritor, y colaborador habitual de La Región, en donde firma cada domingo su columna satírica Haciendo amigos, ilustrada también por Navarro. Escribe cada semana en el Diario Las Américas de Miami, El Nacional de Venezuela, y en diferentes revistas culturales españolas. Ha editado hasta el momento cinco libros, todos ellos marcados por su peculiar estilo directo y satírico. Su ensayo contra el hogar inteligente y la vida moderna 2.0, Yo maté a un gurú de Internet, se alzó como uno de los libros de humor más vendidos del 2012.

Iñigo Navarro es uno de los pintores realistas más importantes de su generación. Premiado en numerosas ocasiones en la última década, en 2012 obtiene la beca taller Olula del Río, seleccionado personalmente por los pintores Andrés Ibáñez y Antonio López, de quién ha sido aventajado discípulo. Combina el desarrollo de su trayectoria como pintor y sus exposiciones nacionales e internacionales, con la ilustración en prensa de los escritos de Itxu Díaz, algo que realiza con aclamado estilo propio, confundiéndose en el resultado final el trabajo de ambos autores en un matrimonio artístico que ya ha ganado la atención y el elogio de los grandes del columnismo español.

title pic Los artículos de Itxu Díaz, cada sábado en El Nacional

Las columnas de Itxu Díaz se publican ahora también cada sábado en el diario venezolano El Nacional. En este enlace se puede acceder a todas las anteriores del autor en este enlace.

La columna de este sábado 28 de junio, ‘El gobierno adolescente’.

Como es habitual, Itxu Díaz publica su artículo semanal los viernes en Diario Las Américas de Miami, y los domingos, en España, en el diario La Región.

title pic Itxu Díaz se estrena como columnista del Diario Las Américas

Desde el viernes 7 de marzo de 2014, Itxu Díaz firmará una columna semanal en el Diario las Américas, de Miami. Se trata del periódico en español más antiguo de Florida, fundado en 1953.

Las columnas de Itxu Díaz se encontrarán en la sección “Mundo” del periódico cada viernes y analizarán hechos de actualidad con su habitual estilo satírico. Además podrán leerse también en la web del diario.

Su primera columna, ‘Crimea no es Sharapova’, ya está disponible en este enlace: http://www.diariolasamericas.com/blogs/crimea-no-sharapova-itxu-diaz.html

title pic “El bar donde se enamoró Rajoy”

(Columna de Itxu Díaz en La Región, del 5 de enero de 2014)

Ilustración de Navarro al artículo

Escribo desde la resaca navideña. Tengo seis kilos de más, me salen los polvorones por las orejas, y he tenido que llevar el hígado al sastre después de la juerga de Nochevieja. Me he visto obligado a bajar a un piano-bar para poder escribir esta basura. Así están las cosas. Espero que ustedes lo sepan valorar. He venido hasta aquí, arrastrándome entre la pereza del mal columnista y la pereza del buen columnista, para pedir la dimisión en bloque de todo el Gobierno. Sí, queridos Reyes Magos. Nada me haría más feliz. Eso, y que la camarera que me está sirviendo el cubata dejara de cotillear lo que estoy escribiendo, que nada me hace más infeliz. Pero comprendo que no puedo pedirlo todo, así que me conformo con que el ministro de Hacienda saque durante un par de minutos su dedo de mi ojo.

No sé si puedo pedir la dimisión del Gobierno en pleno. De mi se presupone la derechona. De mi se presupone la aversión a toda izquierda. De mi se presupone todo, porque la mayor parte de la gente juzga las cosas de la vida periodística según los mismos patrones que Espinete, pero que Espinete tratando de descubrir la diferencia entre cerca y lejos en la Wikipedia. De mi se espera una adhesión inquebrantable al Gobierno por necedad o necesidad, porque como escribió un día Federico Jiménez Losantos, nada sale más caro en este país que pensar por cuenta propia. En realidad, la frase no es exactamente así, pero estoy seguro de que ustedes disculparán que me invente la mitad de la cita. ETA se ha inventado una guerra con dos bandos enfrentados donde sólo había una manada de cobardes pistoleros y nadie les ha dicho nada. Me parece que son los únicos asesinos que aún no han recibido el Nobel de la Paz. Y lo merecen más que nadie, si tenemos en cuenta que Alfred Nobel, el famoso personaje que dio origen a estos galardones, fue el inventor de la dinamita, que como todo el mundo sabe ha servido para dar de comer a la gente sin hogar durante los últimos siglos.

Lo lamento por los desengaños. Lo lamento por los que llevan la gaviota tatuada en el corazón. Lo lamento por los que creen que todos tenemos un precio. Tampoco pido la dimisión del Gobierno por hondas razones ideológicas. No me conmueven en exceso las campañas de agitación de Rubalcaba. Siendo sinceros, Alfredo, ya has conseguido bastante, enchufando como ministro a tu compañero de partido, Cristóbal Montoro. Lo que me motiva en el fondo, como todas las cosas importantes de la vida, es un vientecillo inexplicable. No ese ‘de la libertad’ que cantaba Sabina. Ni esos ‘nuevos aires’ que proclaman los cursis que aspiran a hacer carrera en la huérfana América Latina.

Lo que de verdad agita mi voluntad es algo arbitrario. Siento profundamente no poder sostenerlo con sesudos argumentos, de esos que utilizan los tertulianos mientras señalan con el dedo a su contrincante, pero tengo por norma la honradez con mis lectores. Incluso con aquellos que me leen.

Escribo estas líneas y pasa frente a mi Paco Vázquez, el alcalde eterno, con un garabato de senectud contenida en la frente. Gabardina y ojos clavados al suelo. Puede que Carlos Negreira esté haciendo bien su trabajo en la ciudad del mar, pero yo soy hombre de arraigadas costumbres e inamovibles tradiciones, y para mi el alcalde de La Coruña será siempre Paco Vázquez. El de toda la vida. En una ocasión, en mi temprana adolescencia periodística, entre una nube de becarios ávidos de exclusivas, le pregunté por qué no se pasaba al PP. Un tránsfuga a tiempo es una victoria. Recuerdo perfectamente su respuesta, que marcó mi futuro como reportero sin futuro: ‘Espérate un momento’. Y aquí me tienen. Esperando.

Salvando las distancias, que no pueden ser mayores, Paco Vázquez era al PSOE lo que Santiago Abascal al PP. Con Santi hablé hace algunas semanas, cuando le envió esa carta de despedida a Mariano Rajoy, y me dijo lo mismo que a otros: ‘La democracia dentro de los partidos no existe’. Hizo todo aquello que estuvo en su mano para cambiar algunas cosas desde dentro. No pudo. Paco Vázquez no hizo todo lo posible, nunca por nada, y eso es lo que más tenemos que recriminarle. Que a Vázquez, que era el gran presidente que necesitaba España, se lo merendase Zapatero sin despeinarse es uno de los grandes misterios de la Historia. Lo envió al Vaticano, que fue una manera nada sutil de ponerlo a trabajar por la vida eterna y dar por finiquitada cualquier aspiración terrena, incluida la de encabezar un partido político cuyo último icono identificable es la parca más tempranera de Felipe González.

Tienen razón los que lo musitaban en los pasillos del Congreso: la democracia es para muchos españoles el dios posmoderno. Media España ha querido hacer de las urnas una religión y la otra media está muy ocupada avergonzándose de lo que realmente piensa. Y a mi todo esto me suena a la genialidad de Chesterton: ‘Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa’. Por ejemplo, en la mayoría. Mientras la mayoría esté formada por tipos que se creen muy independientes por leer con devoción cada domingo los mandamientos de Arturo Pérez-Reverte en Twitter, la democracia es peor que cualquier otra forma de gobierno. Entiéndame. No pretendo decir que nuestra democracia sea una basura, sino solamente que es una basura nuestra democracia.

Ruge el mar al otro lado de la ventana. Del bar suena un villancico de Sinatra. Bailan las luces verdes y rojas en los cristales, frente a la espuma del mar. Momento propicio para confesar que les escribo desde la mayor de mis melancolías. Acabo de saber que a Mariano Rajoy le han cerrado el garito donde se enamoró, entiendo que por última vez, y creo que eso explica nuestros males. A todos nos ha pasado. Hace mucho tiempo que nos han cerrado el garito donde nos enamoramos de Mariano.

Leer en la web de La Región: http://www.laregion.es/opinion/20410/28111/

title pic ‘Yo maté a un gurú de Internet’, a la venta por Navidad

El libro de humor ‘Yo maté a un gurú de Internet’, de Itxu Díaz, está agotado en la mayor parte de España desde hace meses. Con motivo de estas fechas, desde itxudiaz.com ponemos a la venta algunos nuevos ejemplares del que fue uno de los libros de humor más vendidos del 2012 y que continúa despertando carcajadas entre los que no se acostumbran a vivir en casa rodeados de aparatos electrónicos.

Los pedidos pueden realizarse desde hoy, 15 de diciembre, a través del siguiente enlace: http://www.gerenteweb.com/compra_guru.htm

Más información: yomateaunguru@gmail.com

title pic Itxu Díaz ficha como columnista del diario La Región

Desde este domingo 3 de noviembre regresan los artículos “Haciendo amigos” de Itxu Díaz al papel, en el diario La Región y Atlántico Diario. ‘Sonría después de haber pagado’ ha sido el primero de ellos: Morir no es grave. Lo grave es que te saque una foto la DGT… Artículo completo en http://www.laregion.es/noticia/269096/itunes/diaz/haciendo/amigos/trafico/multas/

title pic Nuevo canal YouTube de Itxu Díaz

Itxu Díaz ha estrado su nuevo canal de YouTube donde está rescatando diferentes vídeos, como éstos:

El canal que acaba de estrenarse e incluirá muchos más videos próximamente está disponible en este enlace.

title pic ‘Yo maté a un gurú de Internet’ de Itxu Díaz asciende al número 1 de los libros de humor más vendidos

En los más vendidos de Elcorteingles.es el libro se sitúa en el puesto número 12, entre Ken Follet y Jorge Javier Vázquez.

El “manual para torpes” de Itxu Díaz se ha convertido en uno de los regalos estrella de esta Navidad. Este libro de humor, concebido como un manual para sobrevivir a la tecnología doméstica del siglo XXI, ha ascendido esta semana al puesto número 1 de los libros de humor más vendidos, según los datos que ofrece la web de El Corte Inglés. Además, en la categoría general, Yo maté a un gurú de Internet sube ahora hasta el puesto número 12, situándose entre Ken Follet y Jorge Javier Vázquez, por primera vez desde su llegada a las tiendas la pasada primavera.

Otras grandes cadenas como Amazon, la Fnac o Casa del Libro, corroboran el ascenso de popularidad de esta obra durante la presente Navidad, lo que confirma su privilegiada posición entre los libros revelación de este 2012.

Por otra parte, Los Clones. Un libro muy serio, el nuevo libro de Itxu Díaz que acaba de llegar a las tiendas, entra con fuerza en la listas de más vendidos de humor en las principales cadenas de librerías.

Itxu Díaz, en La Gaceta del sábado 29 de diciembre de 2012, en el reportaje ‘Hemos venido a hablar de nuestros libros’:

title pic Los Clones e Itxu Díaz presentan este miércoles 19 ‘Un libro muy serio’ en Madrid

Como presentación oficial del libro, que acaba de llegar a las tiendas, Los Clones e Itxu Díaz firmarán ejemplares de ‘Los Clones. Un libro muy serio’ este miércoles 19 en Madrid, en el lounge-bar El Plató de Intereconomía (Castellana, 36) a las 21:30 horas. La entrada será libre hasta agotar aforo. Además, durante el acto se podrán adquirir ejemplares del libro en El Plató.

“Federico de Juan nació el día de su cumpleaños. Hecho prodigioso que sólo ha podido ser igualado por Luis Ignacio González, que también nació el día de su cumpleaños, sin que esto supusiera problema alguno a sus familias, que los acogieron en plena celebración”. Así comienza ‘Los Clones. Un libro muy serio’, que repasa con humor e ironía la vida de Luis Ignacio González y Federico de Juan, desde sus inicios en la universidad, hasta su éxito junto a Luis del Olmo en El Jardín de los Bonsáis, y su actual etapa en televisión, ya como Los Clones.

Como corresponde a Los Clones, dos de los mejores humoristas españoles del momento, querían hacer del relato de su propia historia profesional algo realmente divertido para los lectores, por lo que decidieron implicar a Itxu Díaz, autor de uno de los libros de humor más vendidos del 2012, ‘Yo maté a un gurú de Internet’. Ambos volúmenes forman parte de la exitosa colección de humor de La Lechuza de Ciudadela Libros, editorial del Grupo Intereconomia.

Así, firmado por Itxu Díaz y Los Clones, y prologado por el presidente del Grupo Intereconomía Julio Ariza, quien puso toda su confianza en Luis Ignacio y Federico en su salto a la pequeña pantalla, ‘Los Clones. Un libro muy serio’ es la mejor manera de conocer a un dúo que cuenta en su haber con el mayor número de imitaciones de políticos, deportistas y famosos de toda índole desde hace casi veinte años. Todas las anécdotas que nunca se han revelado sobre ellos están recogidas en esta deternillante obra que gustará tanto a los seguidores habituales del programa -que se emite a diario en Intereconomía TV a las 21:35- como a aquellos que los acaban de descubrir.