Blog de Itxu Díaz

Crónica de hipocondríaco en la boca del lobo

Posted on | marzo 3, 2012 | 2 Comments

Todas las cosas divertidas que pueden hacerse en un hospital están prohibidas. A primera hora de la mañana, el suelo del pasillo resbala como un charco de aceite. Siempre pienso que es el momento perfecto para comprobar cuántos metros pueden recorrer por sus propios medios alguno de esos galanes de noche con ruedas y ganchitos para los goteros. Nadie se atreve a decirlo, pero sé que una carrera de enfermos con gotero por el pasillo central haría las delicias de todos, pacientes, médicos y enfermeros. En la modalidad sin gotero, el mérito estaría en resbalar correctamente con esas zapatillas de hotel, que son ideales para desplazarse por un suelo encerado como si fueran patines. Nada de esto está permitido en este hospital tan serio, donde todo parece tan grave como la muerte y tan leve como la vida.

La vida en el sanatorio es una continua injusticia. No está permitido beber cerveza y en cambio estos tipos de bata blanca pueden inyectar impunemente todo tipo de sustancias sospechosas a los enfermos; líquidos que harían frotarse las manos a cualquier tribunal deportivo francés. Puede que los antibióticos cumplan un papel importante al hacer frente a cierto tipo de enfermedades, pero no se ha descubierto aún paciente alguno que no mejore ostensiblemente en su recuperación si añade un buen vaso de vino a su dieta diaria. No se esfuercen. Resulta imposible convencer a la enfermera. Lo he intentado y me ha amenazado con medirme la tensión.

Artículo completo en Intereconomia

Tuuuuuuut

Posted on | marzo 3, 2012 | Comentarios desactivados

El vecino ha debido perder la única oreja que le quedaba sana. Se la habrá vuelto a dejar en la ducha como la última vez. Qué manera de subir la televisión. ¿Qué pretende? ¿Tirar el edificio abajo? Todavía me duele la cabeza de la Fiesta Erasmus de anoche. No es que haya estado bailando con suecas hasta el amanecer, sino que he tenido que soportar los aullidos de los homínidos que las acompañan cada martes hasta altas horas de la madrugada. Gritan como si las suecas fueran realmente suecas, que son tan brutos que por ser rubias las hacen de Suecia, cuando son más italianas que la gomina de Berlusconi. Son todas iguales a Laura Pausini, pero con diferentes tonalidades de tinte. No amenizan las fiestas con Se fue ni con La soledad, sino con ritmos sabrosones y grotescos impropios de una nación con solera como Italia. A lo mejor, ni son italianas.

Lo he probado todo para abrazar un poquito de silencio. Sin éxito. En verano sufrí como vecino a un loro dicharachero, al que intenté persuadir democráticamente para que dejara de gritar. Todavía regía el zapaterato y la violencia contra los animales con pluma no estaba bien vista, a excepción de pollos y faisanes. Le recité al loro hasta la Constitución Española, y sólo así logré calmarlo durante unas horas. No por impresionado, sino por adormecido. Al rato, volvió al griterío y yo a mis teclas sudorosas, al borde de un ataque de racionalidad, como esos columnistas tan serios, tan serios, que se quedan dormidos mientras corrigen sus propios artículos.

Leer artículo completo en El Confidencial Digital.

La revolución del Malibú

Posted on | marzo 3, 2012 | 2 Comments

Este invierno, la moda es la primavera. Yo me he dejado el pelo largo, me he pintado una estrella roja en el moflete y me he echado a la calle con mis amigos revolucionarios, para exigir el fin de la dictadura de Rajoy. Lo de los recortes es la gota que colma el vaso. El clima político en las aulas de Primaria es inaguantable. Hay niños que llegan a clase con los zapatos limpios, y que no muerden las tapas de los bolígrafos. Y algunos padres utilizan gomina. ¿Se puede ser más facha, xenófobo y machista?

Y en Secundaria, algunos profesores de la vieja guardia obligan a sus alumnos a aprenderse el abecedario. ¡El abecedario! Una arbitraria sucesión de letras inventada por los lingüistas torturadores de Franco. Un atropello. La extrema derecha ha llegado al gobierno como un huracán, posando su bota militar sobre nuestros adolescentes cogotes. Como aceite hirviendo sobre el verdor de nuestra juventud. Pero no nos detendrán. No luchamos contra Franco para esto. Reuniré una noche más a todos mis compañeros de instituto, y en cuanto acabe la repetición de Física y Química saldremos a la calle a demostrar que no podrán silenciar nuestras voces. Nuestros sueños no caben en sus urnas. Seguimos indignados.

Leer artículo completo en El Confidencial Digital.

El cenizo valiente

Posted on | febrero 16, 2012 | 2 Comments

España va mal. Es una gran noticia. Por fin alguien desde La Moncloa confirma las sospechas. España va muy mal. Después de tantos años de mentiras, reconforta este baño de realidad. Colapso económico, hecatombe financiera, paro descontrolado, estertores de una nación. Palabras dulces para oídos hartos de datos maquillados, de declaraciones diseñadas bajo las coordenadas del cálculo electoralista. Es simple. Cuando estás a punto de recibir la pedrada que va a partirte la ceja, lo que realmente deseas escuchar es que la piedra no va a impactar contigo, salvo que, en efecto, la piedra vaya a partirte la ceja sin remedio.

España ya zozobraba hace cuatro años. Pero nos lo ocultaron. Había en La Moncloa un tipo –no sé si lo recuerdan- de larga nariz, delgada silueta, y escuálido raciocinio, que dedicaba sus desvelos a inventar eslóganes con los que vendernos humo, para hacer del presente un campo de flores, y del futuro una ilusión de mil colores. Y lo hacía así, con las flores y los colores, porque era más cursi que una ensalada de nenúfares. Por contraste, el que ha venido a sustituirle es, al menos hasta hoy, lo que se espera del presidente de una nación seria: un cenizo.

 Leer artículo completo en El Confidencial Digital.

Mis once aportaciones a ARCO

Posted on | febrero 16, 2012 | 1 Comment

Llevaba noches sin dormir. Ahora una jaqueca, ahora un dolor en el lóbulo de la oreja, ahora una borrachera. La mirada, helada, del techo de la habitación a la oscuridad de la almohada. De medio lado a medio lado. Y vuelta a empezar. Y la cabeza, una cafetera. Soy un ignorante, me torturaba interiormente, un maldito ignorante. Un burro. Un mendrugo. Un insensible. Un malnacido. Un malcriado. Un malasangre. Un malcontento. Un malandrín. Y, de pronto, entre desvelos y golpes de pecho, la luz. He visto la luz.

ARCO me ha abierto los ojos. El secreto está en ver lo que no hay. Se lo recomiendo vivamente. Usted siéntese frente a esa hilera de calcetines de deporte, perfectamente lavados y doblados. Mírelos fijamente. Y sé dirá: calcetines. Error. Siéntese de nuevo. Mírelos lentamente, uno a uno. ¡Fuera prejuicios! Cierre los ojos. Y ahí lo tiene: arte.

 Leer el artículo completo en Intereconomia.

Corregir mata

Posted on | enero 28, 2012 | 1 Comment

No creo que haya en el mundo entero una profesión más ingrata que la de corrector. Tediosa, rutinaria, carente de toda emoción. Desconozco los honorarios, pero confío en que, al menos, esté bien pagado; contando ya con que la mitad de los oficios de letras no están pagados, y la otra mitad salen carísimos, entre operaciones de hígado, lesiones de espalda, y antidepresivos varios.

Miro a los ojos a un corrector y no vibro. Me recuerdan al clip animado que marcó una era en Microsoft Windows. Su labor silenciosa tal vez sea reconocida en el cielo de los clips –que no creo que exista-, pero en la tierra es ingrata y aburrida. ¿Alguien sabe de qué se reía ese maldito clip con cara de Bill Gates? No encuentro nada excitante en descubrir un ‘echo’ que debería llevar una enorme hache delante. Tampoco me atrae ese olfato afilado capaz de detectar la falta de un acento a cientos de miles de kilómetros. Aborrezco el olor del tippex, y todo lo que me gusta subrayar en rojo son las fechas de las largas vacaciones escolares en el calendario, para hacerme la ilusión de que algún día llegarán. Digo yo. Son varios años esperando. Pero no me malinterpreten: comprendo que haya clips correctores virtuales, y gente que se gana la vida corrigiendo textos. Su labor resulta imprescindible. Los autores deberíamos besar el suelo por donde pisan.

Leer artículo completo en el blog Haciendo Amigos de Intereconomia.com

La esperanza del llamapatos

Posted on | enero 28, 2012 | 1 Comment

Profundamente deprimido. Así afronto esta semana mi columna. No veo futuro, ni solución. Uno se dedica a este oficio para cazar osos, disecarlos, y exponerlos, o para desplumar gallinas, o para derribar patos desde lejos, después de pasar el alba entre los juncos de una ciénaga, silente, rifle en mano. No para convertirse al vegetarianismo. No para darse al azúcar. No para entregarse al halago desmedido al que ostenta el poder. No me sale. No sé.

Sospecho que el gobierno de Rajoy tiene un plan para acabar con todos los columnistas. Quieren deshacerse de los tertulianos incómodos y desactivar a sus más críticos y feroces comentaristas. El plan es dramático, estremecedor: se trata de intentar hacer las cosas razonablemente bien. Después de ocho años de socialismo y despropósito –valga la redundancia-, hacer las cosas bien de la noche a la mañana es algo que pone en riesgo nuestro trabajo. Por eso, me asalta la gran pregunta: ¿alguien en La Moncloa ha pensado en nosotros antes de empezar a cambiar el rumbo de España?

 Leer artículo completo en El Confidencial Digital.

Nunca seas escritor

Posted on | diciembre 20, 2011 | 1 Comment

Tengo que confesarlo. Estoy escribiendo otra vez. Después del éxito inesperado de Un ministro en mi nevera, me había prometido que no volvería a hacerlo hasta dentro de unas décadas. Pero he caído. Supongo que eso confirma que soy humano, algo que por otra parte nunca he llegado a tomarme demasiado en serio. Desde que los socialistas se inventaron los derechos de los animales sin exigirles ninguna obligación a cambio, lo humano dejó de atraerme, y he tratado de convertirme en ameba en varias ocasiones. Hasta el momento, no lo he logrado, a pesar de que tengo sobre mi chepa a un juez del Guiness esperando el milagro, para certificar que soy el primer columnista protozoo rizópodo de la historia.

Leer artículo completo en El Confidencial Digital.

50 cosas que debe saber antes de Navidad

Posted on | diciembre 20, 2011 | 1 Comment

Lo sé. Es Navidad. De acuerdo. Zurrón rima con turrón. Papá Noel necesita la dieta Dukan urgentemente. Debería estar nevando ahí fuera. Muy bien. Pero, al grano: ¿dice algo la doctrina católica acerca de los Santa Claus colgantes en los balcones?

 Leer artículo completo en Intereconomia.com

El complejo complejo

Posted on | noviembre 24, 2011 | 2 Comments

Rajoy no quiere irse a La Moncloa. Lo comprendo. Es un sitio horrible donde la gente enloquece. De noche se oyen voces. Está lleno de fontaneros y hay agentes del CNI hasta en la nevera. Y todo el mundo sabe que los topos del jardín son espías que trabajan para los Estados Unidos. De noche aparecen brujos visitadores, y los árboles y plantas cobran vida como en las películas de terror. La Moncloa es una pesadilla. Una cárcel donde todo lo divertido no se puede hacer. Está prohibido pulsar el botón rojo del despacho presidencial. Está prohibido hacer botellón en el jardín. Está prohibido pisar las flores. Está prohibido jugar al Risk desde el búnker con países de verdad.

Leer artículo completo en El Confidencial Digital.

keep looking »

Itxu Díaz es director de la agencia de noticias Dicax Press.

www.itxudiaz.com

RSS

Búsqueda