Kardashian posa y la vida sigue igual

Browse By

Kim Kardashian ha incendiado las redes sociales con su alocada decisión de posar completamente vestida para la revista Interview. La consternación ha sido palpable en las últimas horas, a medida que muchos internautas han ido descubriendo que tiene cara. El protagonismo de la Kardashian por tamaño atrevimiento ha inquietado notablemente a Britney Spears, que ha lanzado un contraataque difícilmente superable: se ha hecho un selfie de primer plano al natural y nada más despertarse, tal y como Chanel la trajo al mundo.

Los fans de ambas artistas están en shock y ya han comenzado recogidas de firmas para pedirles que pongan coto a esta escalada de desafíos, temerosos de que se extiendan las hostilidades y Kim Jong Un decida posar desnudo.

Kylie y Kendall Jenner han abierto la caja de las confesiones. Las hermanas se quieren pero se llevan mal, algo que por otra parte le pasa a todas las hermanas del mundo, sean o no Jenner. Sin embargo, los celos que corrompen su relación no les impiden un gesto de magnánima solidaridad y discutible higiene: aseguran que comparten hasta la ropa interior. La OMS ya está trabajando en el asunto.

He estado observando la casa de lujo y el barquito en el que ha pasado sus vacaciones Isabel Pantoja y le encuentro numerosas carencias. La principal es que la piscina tiene la rejilla demasiado alejada del borde y no traga bien, lo que hace que cada vez que Kiko Rivera se lanza a hacer la bomba se produce un tsunami en la costa de Argel. Por otra parte, la ducha no dispone de mampara de protección, fruto de su minimalista diseño posmoderno, y está ubicada junto a un cajetín de enchufes. Cada vez que alguien acciona el agua se masca la tragedia. No entraré, por razones de seguridad, en el asunto de que el decorador haya decidido meter una cama de matrimonio en el cuarto de baño.

Me llegan noticias de que Zendaya y Emily Ratajkowki (no confundir con el instagramer e it-boy Alejandro Jodorowsky), han vuelto a coincidir ataviadas con el mismo vestido de Altuzarra a rayas, con la única diferencia del color de las mismas. Es la segunda vez que les pasa y esto supone un drama de inquietantes consecuencias para el futuro de la Humanidad.

En España, a pesar de todo, podemos estar tranquilos porque la saga Iglesias tiene garantizada su continuidad y su dosis de portadas rosas y bellezas. Las hijas del padre, Victoria y Cristina, han decidido estrenarse en Instagram y me ha venido a la cabeza aquel estribillo de Julio Iglesias sobre las mujeres y el vino. Sabe Dios por qué. La vida sigue igual.

Itxu Díaz